Translate this page

enfrdeitptrues

3 de Julio de 1997

3 de Julio de 1997

 

(8:00 p.m. residencia entonces de Pat en Illinois – Capilla con Pat y John Kuplin de Besos de Ángel)  (Maria)

 

Mis queridos pequeños,

 

Gracias por reunirse aquí a rezar.  Los amo y quiero que reciban los dones que He preparado para ustedes.   Abran sus corazones, crean; otros van a venir.

 

"Para Jerry" - Abre tu corazón - Muchos dones van a llegar.

4 de Julio de 1997

4 de Julio de 1997

 

(7:00 p.m. I-44 Missouri.  Señal de la milla 120 en ruta hacia Arizona)  (Maria)

 

Mis queridos pequeños,

 

Hoy ustedes celebran la independencia de su país.  Hoy Yo, su madre, les pido por amor que celebren su dependencia en Dios.  Sepan que son amados sin medida.  Ustedes son llamados, queridos Míos, a rezar mucho.  Hagan sacrificios tan frecuente como sea posible, y sí, también sufrir con aceptación completa.
Ustedes no se dan cuenta de las grandes pruebas que están frente a ustedes.  Mucho se va a requerir.  Pidan al Espíritu Santo que los llene con Su presencia para que puedan soportar lo que viene hacia ustedes.  Regocíjense, sepan que son amados.

10 de Julio de 1997

 10 de Julio de 1997

 

(Durante el Rosario en la Iglesia de Nuestra Senora de las Montañas)  (Maria)

 

Mis queridos pequeños,

 

Mi paz les doy.  No permitan que sus corazones se turben por las pruebas de este mundo.  Sus pruebas son como los abrojos en el campo, que aunque traten de deshacerse de ellos, no pueden.  Ustedes, pequeños Míos, son las flores silvestres que se han enraizado entre los abrojos.  Yo recojo a cada uno de ustedes en un ramillete el cual le llevo a Mi Hijo.  Paz, pequeños Míos.

9 de Julio de 1997 (Maria)

9 de Julio de 1997 (Maria)

 

Mis queridos hijos,

 

Yo necesito de sus oraciones.  Ellas son las armas que lanzo contra el enemigo.  Sean vigilantes en su compromiso con Dios.  El los ama y desea lo mejor para ustedes.  Fortalézcanse con las Sagradas Escrituras para disipar los ataques sutiles de Satanás.  No permitan que la duda se enraíce en sus corazones.  Yo, su Madre, estoy aquí para ayudarlos a fortalecerse y para protegerlos.  No teman.  Nunca abandonaré a Mis hijos.  Paz, pequeños Míos.

11 de Julio de 1997

11 de Julio de 1997

 

(Temprano en la mañana)  Mensaje personal - visual (Jesús)

 

Hija Mía,

 

(Yo estaba tratando de levantarme a escribir - el dolor era intenso)

 

No escribas pero ven a Mí y descansa tu cabeza sobre Mi rodilla.  Entiende que este sufrimiento fue porque tú lo escogiste, ofrecido por las pobres almas que aún no me conocen y aquellas que están en el Purgatorio esperando la luz de Mi presencia.  Permite que la alegría que ellos sienten al entrar a Mi Reino sea el bálsamo que mitiga tu dolor.  ¡¡DESCANSA, HIJA MIA!!