Translate this page

enfrdeitptrues

1o de Diciembre de 1997 (Maria)

1o de Diciembre de 1997 (Maria)

 

Mis queridos hijos,

 

Preparen sus corazones para los grandes cambios que se acercan. Los urjo a que lean Mis mensajes y disciernan sobre lo que les ha sido revelado. Su tiempo para decidir se escapa sutilmente a través del reloj de la vida con un sinfín de retos, permanezcan fuertes, Mis pequeños, con fe perfecta y confianza en Jesús cuya misericordia ha sido vertida sobre las almas sedientas y lastimadas por el engaño del pecado y la arrogancia.

 

Escúchenme --- escuchen con sus corazones donde su fe debe crecer libre de temor a lo desconocido.  Verdaderamente Les digo que Dios existe --- la presencia de el Espíritu Santo está siendo vertida con abundantes bendiciendo muchas almas con Sus dones especiales. Crean, ya que éste es el tiempo mencionado en las Sagradas Escrituras. Oren por discernimiento cuando lean la palabra de Dios.  Prepárense, hijos Míos, --- Paz y amor.

2 de Diciembre de 1997 (Maria)

2 de Diciembre de 1997 (Maria)

 

Mis queridos hijos,

 

Permitan que sus corazones se llenen de alegría mientras que descansan seguros en el amor de Cristo Jesús y en la abundancia de Su Misericordia.  Escuchen con cuidado al suave susurro cuando El los llama por sus nombres porque se les llama al servicio de Su Reino Divino.  Preparen bien sus corazones porque aquellos que buscan van a encontrar con toda seguridad un amor de tal magnitud que nada los podrá separar de Aquel que dio Su vida por ustedes.  Llámenlo a El siempre porque El busca atraerlos cerca de Su corazón ---- para librar a su alma de temores mientras que la luz de Su amor protegerá sus almas de la desesperación del pecado. 

 

Vengan a El, pequeños Míos, ---- les urjo ---- no se demoren.  Estoy aquí, hijos Míos, para ayudarlos.  Les extiendo Mi mano ---- tómenla y permítanme presentarlos a Mi Hijo.  Aún queda mucho por hacer.  Hagan todo lo que puedan ---- Nosotros no les pedimos más que compartan el amor de El que es puro amor.  ¡Paz y amor!

5 de Diciembre de 1997 (Maria)

5 de Diciembre de 1997 (Maria)

 

Mis queridos hijos,

 

Alégrense, pequeños Míos, permitan que la alegría llene sus corazones, Jesús, el Salvador,  desea entrar en cada corazón que ha preparado un lugar para El.  Deseo que ésto sea el inicio de un Nuevo día en el cual ustedes decidan vivir una verdadera entrega a Dios en un abandono total de sí mismos.  Así como ustedes están muy ocupados preparándose para este bello tiempo comprando y envolviendo regalos, Yo les pregunto, preciosos Míos, ¿Qué regalo han escogido para darle a Mi Hijo, El Bendito, quien Su cumpleaños van a celebrar?  ¿Tal vez un acto de bondad ---- y extender una mano ---- una suave sonrisa ---- un caluroso abrazo?  Son estos regales sin precio que El desea de ustedes, hijos Míos.

 

Dejen que ésto sea la aurora de un tiempo sin fin de amor en Jesús.  ¡Paz y amor!

4 de Diciembre de 1997 (Maria)

4 de Diciembre de 1997 (Maria)

 

Mis queridos hijos,

 

Alabado sea el nombre de Jesús cuyo amor y misericordia son regalos constantes que El desea verter sobre sus hijos.  Dejen que sus corazones sean suavizados para recibir estos regalos que son como copos de nieve que caen suavemente desde el cielo creando una preciosa cobija que cubre la tierra.  Con el tiempo la nieve se derrite dentro de la tierra ---- así también, pequeños Míos, el amor y la misericordia de Jesús se derretirán dentro de su alma refrescándola para que dé fruto.

 

Confíen, hijos Míos, y crean porque no están solos.  Busquen pureza de corazón y con un corazón puro vean a su alrededor. Sus ángeles asignados por Dios están con ustedes listos para asistirlos en su vida diaria.  Llámenlos que ellos también orarán y abogarán por ustedes.  Yo, vuestra Madre, los bendigo en este día.  ¡Paz y amor!

6 de Diciembre de 1997 (Maria)

6 de Diciembre de 1997 (Maria)

 

Mis queridos hijos,

 

Los tiempos cambian ---- cada uno trae su propia belleza a este periodo terrenal llamado vida.  Así, también, cada uno de ustedes trae individualmente cualidades únicas dentro de este patrón de vida.  Sepan, hijos Míos, que son muy amados por Mi Hijo que Me los ha encargado a Mi cuidado.  Estoy aquí para que ustedes respondan a Mi llamado.

 

Escuchen con cuidado, pequeños Míos, ----- no hay temor ni ansiedad en Mis mensajes ---- únicamente la reafirmación de Nuestro amor y Nuestra más profunda preocupación por su eternal felicidad.  Siempre busquen la paz de Jesús permaneciendo en Su voluntad divina.  Estén serenos, hijos Míos, porque estos tiempos probarán su paciencia y muchas otras pequeñas cosas tratarán de usurpar su paz.  Permanezcan enfocados en Jesús ---- vean más allá de las cosas de esta tierra mientras que Yo derramo Mis bendiciones sobre ustedes para que afronten lo que viene.

 

¡Paz y amor!