Translate this page

enfrdeitptrues

10 de Septiembre de 1999

10 de Septiembre de 1999

 

“Despierten, Hijos Míos.  Levántense y quítense su roba ensuciada con la complacencia y la indiferencia porque esta noche Yo les he dado una nueva vestidura --- una vestidura de verdad y justicia.

 

Como Mi sangre fluye desde la cruz en el Calvario para limpiar su alma --- para refrescarlos --- Yo ahora les pido ponerse esta túnica sobre su cuerpo --- esta noche --- sin mancha porque viene de Mis manos.  Por esta túnica y por la misión que les encomiendo, todos sabrán que son Míos. 

 

Miren a su alrededor, hijos Míos --- no con impaciencia --- porque no saben lo que se aproxima; pero, vean el dolor en su mundo y con gran amor acepten esta comisión a Mi servicio.  Ámenme como Yo los amo y muchas almas se ablandarán porque la preciosa semilla de la esperanza se habrá sembrado dentro de sus corazones.  ¿Podría su mundo existir sin el sol, hijos Míos? ----- sin esperanza ustedes no pueden existir porque la esperanza alimenta el fuego del amor --- un amor tan intenso.  Este amor es Mi regalo a ustedes.  Úsenlo bien.  No acumulen con avaricia ni escondan el regalo, pero gástenlo libremente tan libremente como se les ha dado a ustedes.”

24 de Septiembre de 1999

24 de Septiembre de 1999

 

(El siguiente mensaje fue dedicado por Nuestra Senora después una larga comunicación en la cual habló de preparar a Sus hijos a reconocer los errores de este mundo y como contrarrestarlos a través de la palabra de Dios.  Ella pide obediencia a Dios a través del abandono a los modos superficiales de “un mundo obstinado a la auto destrucción”.  Ella enfatiza la importancia de la unidad en fe donde la enfermedad del orgullo es expuesta como una llaga que se come al alma pudriendo todo lo que toca.  Debemos ser vigilantes y proteger a cada uno de nuestros sentidos para que nosotros no seamos engañados, pero al contrario hacernos audaces pero gentiles guerreros de amor y paz a través de Jesus.)

 

“Mis queridas Criaturas,

 

Estoy  reuniendo a Mis fieles seguidores por todo su mundo y dirigiendo a cada uno a un lugar Santo devoto a Mi Hijo y a Su Divina Voluntad.  Permítanme, como su Madre, dirigir sus pasos por esta jornada, porque al hacerlo, Yo los cubriré con Mi Manto de amor y protección mientras profundizamos su fe y confianza total en Jesus.  Como Nuestros corazones laten como uno, así también ustedes, pequeños Míos, deben aprender que la dependencia total en Dios donde su corazón latirá en unión con el Nuestro.

 

Su mundo se ha dormido ---- adormecido por el orgullo, el materialismo y la avaricia.  Yo he venido a despertarlos --- a sonar la alarma para regresar a Mi Hijo donde Su corazón misericordioso espera al pecador arrepentido.  El desea únicamente lo que es mejor para ustedes ---- lo que restablece su paz y permite que sus almas cicatrizadas por el pecado sanen.  Vengan ahora, hijos Míos, a bañarse en el manantial de la Misericordia y reciban su regalo de salvación.”

26 de Septiembre de 1999

26 de Septiembre de 1999

 

“Mis queridos hijos,

 

Aprendan de Mis palabras.  Yo soy solo una Madre quien viene por amor a ustedes (Nuestros) hijos.  Ella, una madre, no olvida a su criatura pero continua abriendo sus brazos para abrazar --- para amar --- y para perdonar.  Es a través del perdón  que ustedes crecerán.  Es a través de el amor incondicional que ustedes deben aprender a venir a El (Jesus) a través de pruebas y tribulaciones.  El amor como ustedes lo conocen no es el mismo como Nuestro amor, porque el Nuestro ya es incondicional.  Yo espero a todas Mis criaturas cuando luchan porque no han aprendido a aMaria Mi Hijo (con confianza y abandono total).  Las decisiones en su vida deben hacerse con tal intensidad para alejarse de los falsos dioses de la vida para que puedan tener la paz verdadera que solo Jesus puede dar.  Yo los observo con Mi corazón ---- Mi corazón de espinas por el dolor que ustedes sienten, pero Yo  les doy Mi corazón y les pregunto --- ¿Me darán ustedes el suyo también?”

 

26 de Septiembre de 1999

 

“Mis amados hijos,

 

Yo he estado con ustedes estos pocos días.  He examinado sus corazones y los he encontrado dignos --- dignos de recibir Mis palabras.  Ya no los puedo seguir llamando criaturas que se tropiezan y caen, pero los llamo a madurar en la fe porque les he confiado una gran misión.  No es el tiempo para retroceder --- es el tiempo de gran alegría puesto que las puertas de Mi corazón están abiertas.  Extiendan su mano porque la Mía está extendida hacía ustedes.  Tómenla y sientan la fuerza de su Dios.  Confíen en Mí porque Yo no los he engañado.  Yo siempre he estado con ustedes.  Los he visto crecer, pero comprendan que con este crecimiento ---- si su corazón permanece puro ---- sus responsabilidades aumentarán.

 

Yo los llamo a orar con más profundidad.  Los llamo a reconciliar todas las diferencias porque Yo los purificaré y purgaré a todos Mis servidores que ellos estén preparados para estos tiempos tan difíciles.  Regocíjense porque ustedes han escogido a no rechazarme, Mis amados hijos, y Yo siempre estaré a su lado.”