Translate this page

enfrdeitptrues

3 de Mayo del 2002

3 de Mayo del 2002
Maria habla

 

(Pat)  El día dos de Mayo Jerry y yo regresamos al norte de Illinois para nuestra
 visita anual.  Como a las tres de la tarde del día de hoy mientras estaba sentada
 en una  silla en la estancia de nuestro hogar en Elburn, Illinois,  empecé a oír una
 voz conocida y empecé a reunir mí vela bendita, mi cuaderno y mi pluma y me dirigí
 así a la recámaria donde sabía que podía estar sola para lo que podía suceder.
 Mi esposo estaba tomando  una siesta en el sofá.  Lo interesante fue lo que él sintió
 al despertar y abrió la Biblia y leer Jeremías 26 mientras yo estaba en el otro cuarto.
 Simplemente despertó y abrió la Biblia a este pasaje.  Talvez no tenga ninguna
 conexión con el mensaje que recibí, sin embargo, los que conocen a mi esposo saben
 que no lee las escrituras frecuentemente.  Sea lo que sea, les pido que oren al
 Espíritu Santo para discernir mientras leen lo siguiente.

 

El mensaje se inició con una oración en lenguas……sé que la palabra “Madre” se
mencionó varias veces.
 
 “Mis Amados hijitos,
 
 Reúnanse esta noche en familia en oración por el mundo y por los que lo habitan.
 Deseen la paz y la tranquilidad…… implorando a Dios Todopoderoso Su Misericordia
 porque la corrupción y la destrucción buscan penetrar la más pequeña abertura de
 sus almas.  La confusión entra y perturba la paz…… la paz de Jesus.
 
¿Dónde se encuentra la verdadera paz, sino en el amor y el perdón?  Se están ahogando
con el orgullo y los deseos de la carne……que se disfrazan como deliciosos atractivos
al costo de sus almas.  Mis hijitos, cuando verdaderamente confían en Dios, claramente
pueden ver como el pecado y el mal juntos falsamente tuercen la verdad.  Por la gracia
de Dios se les da el discernimiento para poder ver las falsedades con los penetrantes ojos
del amor.  Los ojos de Jesus…… no juzgando…… sino con los ojos del corazón que
continuamente pide por conversiones verdaderas y que perduren.
 
 Mi Hijo pide por la sencillez del amor de Dios…… donde la santa serenidad de la
 obediencia calma la distorsión de un mundo perdido bajo el velo oscuro del deseo (egoísmo)
 …… y la necesidad (caridad) sutilmente salen a la superficie…… y la ejecución del plan de Dios se
 convierte en una luz incomprensible que cambia el mal a bien.
 
 Levántense, Mis hijitos, a la vida con Dios bien no a las enfermizas estimulaciones improvisadas
que confunden y engañan…… sino aférrense a esa fe indudable de Su infinita misericordia……
entreguen su propia voluntad y serán cautivados en la calmante paz de Jesus.”
 
( Comentario): Solo una reflexión personal. Imaginen que están ante Dios cada día
 de sus vidas y sin temor discuten el día…… sus logros o la falta de ellos.  ¿Hicieron lo
 mejor que pudieron y más importante lo hicieron por amor a El quien los ama tanto?
 ¡Que el amor de Dios siempre sea nuestra meta!  Si no alcanzamos nuestra meta,
 recordemos que El siempre nos ama.  No hemos fallado hasta que ya no luchemos.
Aun entonces Él sigue llamando nuestro nombre hasta que por fin “oímos” y decimos,
“¡Si, Mi Señor…… vengo!”

10 de Mayo del 2002

10 de Mayo del 2002

 

(Nuestro Senor habla)

 

El siguiente mensaje fue recibido después de una larga conversación con Nuestro Senor el cual había sido en su naturaleza de manera intensamente personal desde nuestra llegada a Illinois.   Muchas conversaciones no son grabadas, para mi son solo eso - conversaciones privadas y no he sido instruida para hacer cambios en mi diario.  Este mensaje en particular ha sido grabado y dictado.  Como en todos los mensajes les urjo a rezar al Espíritu Santo mientras leen lo siguiente.  El mensaje comenzó muy diferente a otros mensajes porque no hubo un visual. Fue como si yo (Pat) estuviera en medio de una muchedumbre y escucho lo siguiente: 

 

Gritan por donde quiera……Todos demandando ser escuchados pues todos creen que han oído la palabra de Dios.  Mi mente se inundaba de pasajes de las escrituras…… pero las palabras eran tan poderosas y no se podían comprender rápidamente al ser escuchadas.  Finalmente…… lo cual parecía una eternidad, una brisa dulce y aromática parecía hacer un lado a la confusión y escuché a Mi Senor hablar: 

 

"Hay mucha confusión en las mentes y en los corazones de Mis hijos…… ustedes tienden a hablar antes de que Yo termine de hablar…… por eso no Me escuchan y no entienden Mis palabras.  Se desesperan tanto por responder que Mis palabras aun no han tenido el tiempo de filtrarse de su corazón a su mente.  Nuestras conversaciones son oraciones…… reflexiones íntimas de un corazón a otro y deben ser contempladas y ser absorbidas por sus espíritus…… donde la intuición promulga la sabiduría de Mi Amor…… por todos Mis hijos.

 

Muchos corazones sufren innecesariamente sufren cuando nuestra hipocresía se convierte en una batalla donde la verdad y la realidad se confrontan…… la verdad  prevalece…… pero la realidad no se puede negar. Un corazón humilde se protege de este conflicto.  El orgullo solo lo engrandece.  El orgullo no solo ciega los ojos…… sino que obscurece el alma.  Su mundo se ha convertido en una masa obscura de perdición…… sin corazón y frió.  Mi madre llora lágrimas de amor santo que detiene Mi mano.  Oren para que la luz de Mi Amor brille dentro de su mundo.  Todos los corazones deben responder al calor del Amor Divino.

 

Amen y misericordia, pues Yo, Jesus de misericordia y Amor soy misericordioso y  la vida se convertirá en un reto de santidad, una prueba de perdón y misericordia.  Es una prueba de fortaleza espiritual que se adquiere por medio de negarse a uno mismo y adquirir la humildad.  Sean Mis pequeños hijitos que escuchan Mi voz y responden con confianza al llamado a Mi Divino Amor.” 

24 de Mayo del 2002

24 de Mayo del 2002

 

Residencia en Elbourn, Illinois -  habla Maria

 

 (Maria)  “Vengan, Mis hijitos, a encontrar refrigerio para sus almas.  Este es el lugar que nosotros escogimos donde cada uno aprenderá a disciplinarse no solo escuchando Nuestras palabras sino viviéndolas……  pues solo en vivir la palabra y la voluntad de Dios se convierte uno en un verdadero hijo de Dios…. obediente……amoroso…… negándose a sí mismo para el bien de los demás.  O Mis escogidos que llevan su cruz con una gozosa resignación…… ustedes brillan como pequeñas luces esparcidas por todo el mundo.  Si fuera a hacer comparaciones sería como un centellado de estrellas en la oscuridad del cielo.  Vemos un mundo de almas con llamas pequeñas pero visibles,  iluminando a cada alma que trata…aun con todas sus faltas. . .de aferrarse a Jesus y a Su promesa de Su Misericordia.

 

Oren…… recen……el  Rosario y La Coronilla de la Divina Misericordia la cual Mi Hijo solicita.  Aun las almas más asustadas encontrarán compasión y paz…… si solo llaman con confianza a la Misericordia de Dios.  Traigan a todos los corazones heridos a la Fuente de la Divina  Misericordia…… pues los rayos de luz de Mi Hijo son rayos de sanación  espiritual……sin dejar cicatrices…… solo una confianza completa en Su Misericordia amorosa.

 

Mientras se postran ante Mi Hijo espiritualmente en adoración……reciben muchos dones…… pues sus oraciones son dotadas con rayos de amor reflectivo.  Mientras Lo adoran, El a su vez llama a sus almas a ver a los demás con corazones llenos de compasión……  negándose a ustedes mismos para traer a otros al Reino de Dios. Una sola alma, Mis hijitos…… un alma preciosa…… ¿No hicieran todo en su poder para salvar solo un alma?  Oren y perseveren por la Gloria de Dios…. si no por obligación…… ¡entonces por amor y solo amor!” 

 

Un largo mensaje personal en el cual (Maria) dijo muchas cosas.

 

“No se sorprendan ni se desilusionen en lo que se llevará acabo.  El plan de Dios es intachable…… destinado solo para el bien de Sus Hijos…… acéptenlo y llevarán vidas santificadas y productivas.  Mi mano los ampara mientras siguen con gran confianza en Nuestro amor.  Serán como un instrumento bien afinado y alimentado con la bondad de Dios.”  (Continúa: Habrá  muchas sanaciones, mucha conversión y mucha esperanza.)

 

“La confianza en Dios aumentará al tiempo que las vidas se centren en la oración.  Hay mucho trabajo por delante. . . cada una de sus vidas cambiará……las actitudes hacía unos a otros requiere atención inmediata……Oren……Oren……Oren y perdonen para que el poder sanador de Dios fluya sin medida de Sus recipientes de amor.” (Se dio una bendición).

 

(Visual): Vi en el cielo una mano muy grande de la cual salía una cascada……de luces brillantes que caían sobre la tierra…… vasijas rotas (que son las almas) se reparaban para contener las gracias que Dios está vaciando.  Dones para ser usados…… no para estar guardados como granos (pues se pudren y pierden sus valores nutritivos).

17 de Mayo del 2002

17 de Mayo del 2002

 

(Residencia en Elbourn, Illinois - habla Nuestro Senor)

 

Este mensaje en particular sea posiblemente solo de naturaleza personal por su contenido pero es presentado a todos para que en forma individual se pueda discernir y sentirse guiado por el Espíritu Santo.  No hay razón para no creer que Sus palabras Se pueden aplicar a todos y cada uno de nosotros; por eso, lo publicamos.

 

Extrañamente a la 1:00  p.m., sentí la necesidad de rezar la Coronilla de la Divina Misericordia.  Le pedí al Senor que pusiera mi espíritu ante Él en adoración para que mis oraciones por los enfermos y los moribundos recibieran Su gracia especial de misericordia.  Me encontré en una neblina muy pesada (hasta olía el aroma del incienso) donde nada era visible solo una custodia enorme y brillante donde el resplandor del Senor hablaba a mi corazón.  Sus  palabras eran como brasas de lumbre tocaban todo mi ser.   Era como si una lluvia de gracias purificantes llenaba mi corazón mientras Su misericordia era un sonido audible.  Era un eco de Amor.  Cada vez que oraba parecía que una brisa suave (tal vez el Espíritu de la Misericordia) llevaba mis oraciones a quienes le pertenecían y se regresaban a donde yo oraba.  Mientras cada oración espiritual se devolvía, el resplandor de Nuestro Senor era más intenso hasta que la Luz Divina era demasiado intensa para mirarla.

 

(Nuestro Senor entonces dijo): “Estas oraciones complacen al Padre que implora tu perseverancia amorosa para las almas.  Deben continuar a través de la oscuridad del alma……cuando se sientan tan alejados…….cuando la resequedad de sus huesos se vuelvan como polvo y todo es un esfuerzo……orar y confiar.  La refrescante lluvia de Mi Misericordia está allí…… ¡esperando tu llamada!”
 
(Mensaje personal)  (Comenzó El de nuevo)……Vean…… como por medio de la oración nuestra relación se vuelve personal.  Ustedes véanme como su Senor amoroso que los cuida en una manera inconocible para ustedes…… y una vez más comiencen a confiar: Que dicha me trae un alma que confía.  No dejen que el  temor les cause pequeñas semillas de ansiedad y que los guíe hacia el camino de la desilusión.  Su vida de oración debe ser fuerte……pues ustedes son a los que  mando a los campos para sembrar Mis semillas de amor.  Los bendigo esta noche con Mi paz que los alienta.  ¡Recuerden de tratar a cada alma con ternura pues muchas heridas duelen al tocarlas…… y se lastiman fácilmente pues solo se sostienen por un débil hilo de esperanza!”

31 de Mayo del 2002

31 de Mayo del 2002

 

(Maria habla)

 

(Maria) “Mis queridos hijitos,

 

Durante este tiempo de Mis visitaciones, pacientemente he buscado despertarlos de nuevo al Amor de Dios.  Un infante  cuando viene al mundo todavía está fuertemente ligado a Dios.  Pero con el tiempo…… ustedes, Mis hijitos, se distraen…… perdiendo el camino.  No hay interés en buscar a Dios…… ustedes al contrario, escogen seguir los caminos que los llevan a la destrucción.  (Nuestra Senora se escuchaba muy triste).   Es Dios el que continuamente los persigue para regresarlos.  Ustedes son como Sus hijos pródigos.  El los espera……para compartir en Su gloria…… la herencia eterna de la luz del amor de Dios.

 

Las numerosas gracias que se derraman en estos tiempos…… son una señal del calor del amor de Dios.  Los que escogen absorber estas gracias…… viven sin temor en la voluntad de Dios.   Ustedes son hijos de Dios…… creados en Su imagen.  El los llama.  Ámense  pues el mundo no puede sanar sin amor y perdón.  Las relaciones se rompen…… no intentan buscar la sanación de Dios……Que tristeza, Mis hijitos…..que tristeza (dicho con mucha expresión) que las familias……el centro del amor,  tiene que esforzarse para poder amar y perdonar.  ¿Como puede venir la paz cuando las familias no pueden sanar?  Pobres hijitos…… ¿que no comprenden? ……(Lenguas) ……

 

Les pido convertirse en una simple esponja.  Una esponja que absorbe el agua y cuando está completamente llena se exprime…… lista para volver a llenarse.  Les pido se conviertan en esponjas para recibir el Amor y la Misericordia de Dios…… para cuando Él lo ordene estén listos para vaciarse y así Él los vuelve a llenar con dones llenos de oración.  O, Mis hijitos, ustedes que escuchan Mis palabras…… recuérdenlas…… pues el tiempo pronto viene…… cuando su fortaleza la encontrarán en Mis palabras.  Si no las han obedecido…… será como la arena en la playa…… que una vez que el agua viene…… se van con la Maria…… se pierden.  Pero si escuchan bien a Mis enseñanzas …… su fortaleza es y será Dios. El siempre estará al lado de ustedes…… formándolos en la piedra que nunca se romperá.  Se mantendrá en fortaleza y Amor…… como Dios desea que cada  uno de Sus hijos se mantenga en fortaleza y amor.  Les traigo paz y un recordatorio gentil que el tiempo es lo esencial.  En Su voluntad de amar (referencia al mundo espiritual) y en el poder de esa voluntad de amar es tanta…… que en términos del mundo…… no lo entenderán ni amarán como Jesus Ama.  Qué arma tuvieran, Mis hijitos……si solo se olvidarán de ustedes mismos…… y  amarian incondicionalmente…… sin esperar nada…… pero con una plena confianza en Dios.  Los bendigo y los aliento……Mis queridos hijitos.”

 

Visual: “Veo una costa pedregosa…… El agua salpica contra las rocas…… como si las cubriera una tormenta el agua se devuelve, pero las rocas permanecen.   (Escucho) Nosotros somos las rocas arraigadas en Jesus.  El agua son las pruebas…… las tentaciones que nos asaltan todos los días.  Sin embargo permaneceremos fuertes ¡porque Jesus está siempre con nosotros!”