Translate this page

enfrdeitptrues

16 de Abril de 2004

16 de Abril de 2004

 

(Nota) La recipiente recibió el siguiente mensaje durante el Rosario del Viernes en la Colina de Maria.  Porque todavía se estaba reestableciendo de su primer transplante de un cuadril hubiera sido un riesgo físicamente para que ella entrara a la manera intensa en que previamente había recibido los mensajes.  Primero se recibió en privado, este mensaje fue dado calladamente en forma visual solamente a ella.  Fue dado en una manera que después que el mensaje había terminado originalmente la recipiente fue permitida a repetir sin interrupción lo que había experimentado y esto se grabó.  De interés,  la semana anterior, en Viernes Santo antes de iniciar el Rosario del 16, ambos encargados de la oración pusieron énfasis en la intensidad lenta y personal de nuestras oraciones a Dios y a Nuestra Senora.  Por favor, oren al Espíritu Santo para discernir lo que significa para ustedes.  

 

(Recipiente) Esta noche mientras hacíamos oración, la Madre Santísima me presentó una copa de vino. Me pidió que oliera el vino y le contesté que la aroma era fuerte.  Ella me corrigió y dijo que era el buqué y el sabor del vino era muy fuerte y Ella dijo que era el cuerpo del vino.  Luego me enseñó una mesa grande y al rededor de ella había copas que se llenarían de vino.  Yo solo tomé una, la que Ella me había enseñado.  Tomé la copa y puse una o dos gotas de vino en cada copa que estaba en la mesa.  Ella me dijo que el dueño de la casa requería que las copas se llenaran.  Lo único que había en la mesa era agua.  Tomé el agua y llené cada copa como Ella me lo pidió. 

 

 Me dijo que el vino se había diluido, no tenía buqué.  Había perdido su cuerpo.  Decía esto con referencia a la oración.  Cuando no oramos con el corazón, cuando nos desviamos por las ansiedades del mundo y todas las tentaciones que contiene, nuestra vida espiritual sufre porque solo oramos cuando es conveniente y a la manera que se nos viene en gana, no de la manera que más complace a Dios. Cuando oramos con el corazón, una oración verdadera y sincera, tenemos el cuerpo del vino así como la fragancia y todo esto sube al trono de Dios y se convierte en una ofrenda placentera para Él.  Es una ofrenda donde El escucha los lamentos de nuestros corazones y la intensidad de nuestra oración que tanto le complacen.  El escucha con el corazón de un padre, que se disuelve mientras El contesta las súplicas de Sus hijos. 

 

Debemos recordar que siempre que hablamos con Dios debemos hablarle con el corazón no solo con palabras sino con un corazón verdadero y limpio, con el corazón lleno de aroma, con un buqué y un cuerpo repleto de sabor que complace al Senor. Todo esto lo podemos lograr cuando nos enfocamos en Dios y abandonamos las cosas del mundo. La tentación siempre está cerca, pero recordemos la copa.  La copa se debe llenar como el Maestro dice.  Debe llenarse de nuestra contrición nuestro deseo verdadero de agradar al hacer la voluntad del Padre.  Cuando abandonamos nuestra voluntad y buscamos solo la Voluntad  del Padre, la copa se llena.  La copa es la oración…una oración poderosauna oración fragante…… la oración del cuerpo (corazón) con un sabor que complace a Dios. 

23 de Abril de 2004

23 de Abril de 2004

 

(Nota) Asistiendo este Rosario en particular, había muchos Hispanos y verdaderamente se convirtió en un Rosario bilingüe. Parece ser que cuando Nuestra Madre nos acompaña, Sus mensaJesuse expresan en una manera apropiada que aplican a la mente, al corazón y a los oídos de casi todos.  La traducción inmediata del mensaje al Español fue un regalo con lágrimas.  Alguien que asistía por primera vez preguntó que si quien cantaba y rezaba al fondo mientras la cinta grababa el mensaje.  Claro fue la respuesta, por todos los que participaban en el Rosario.

 

"Mis queridos hijitos, 

 

Esta noche mientras miro tantas caras…… tantas almas preciosas reunidas en oración, Mi corazón se regocija. Porque por todo el mundo hay muchos que no se reúnen…… que no hacen oración y Mi corazón llora por todas esas almas preciosas. Aquí, esta noche, mientras hacen oración, oren por los que han perdido su fe… que se han alejado tanto de Mi Hijo. Mientras Mi Hijo me ve a Mí, Su Madre…… la Madre de ustedes……El ve el dolor en Mi corazón. Me envió al mundo para traerle a Sus hijitos y tantos de Sus hijitos no solo lo han rechazado a El sino a Mí también. 

 

¿Cómo puedo ayudarlos si no confían…… si no creen?  Pues la misericordia se está derramando en gran abundancia. Ahora es el tiempo de extender sus corazones y sus manos para recibir lo que Dios tiene planeado para ustedes. ¿Creen ustedes que Yo solo estoy presente en ciertos momentos de sus vidas?  No, Mis hijitos……. Puedo ver y escuchar todas las heridas.  Todas las pruebas que padecen y con tanta fe se esfuerzan y salen adelante por amor a Dios, para ofrecerlas a Él en agradecimiento.  Sé que muchos, hablan de Mis mensajes y dicen que son incapaces de entenderlos.  Son muy difíciles…… o así les parece. 

 

Hijos Míos, 

 

Si solo volvieran a ser como niños en su fe, encontrarían que Mis mensajes no son difíciles, sino en realidad, son bastante sencillos. ¿Por cuánto más tiempo tengo que pedirles que oren con el corazón?  Ven a los niños que vienen en asombro…… sus ojitos abiertos…… sus corazones latiendo fuertemente…… llenos de gozo cuando reconocen quién está ante ellos no se intimidan. Se llenan de tanto amor…… sin miedo…. ellos vienen y sus corazoncitos hacen oraciones sencillas que conmueven a Dios. Así es como Él pide que ustedes hagan oración……. sencillamente y de sus corazones. Entre más hagan esto se acostumbrarán a hacer más como niños en su fe.  La paz reinará en sus vidas……. pues Cristo verdaderamente estará en ustedes. Todo será por Él y con Él.  Mis queridos hijitos, confíen en Su misericordia.  Confíen en la Madre que viene a llevarlos al Hijo." 

 

(Recipiente habla) "Oigo el sonido de trompetas mezcladas con el repicar de campanas (creo que son las voces de los Ángeles en oración).  Este tiempo es muy critico.  Un tiempo en el cual nosotros debemos concentrarnos en nuestras oraciones no por temor, sino como un niño que confía, que por medio de esta confianza se convierte en el instinto natural de amar, de obedecer y de hacer la voluntad de Dios."

30 de Abril de 2004

30 de Abril de 2004

 

Este mensaje grabado es del ángel guardián de la recibidora, Samuel.  Fue dado fuerte y claro.  

 

"Mi pequeña encargada, 

 

Hace algún tiempo que no hemos hablado y las palabras que deseo revelarte a ti esta noche las puedes compartir pues son para que todos las escuchen.  Es mi deber, así como el deber de cada ángel guardián, traer consuelo y valor a todos sus encargados….  Si, digo encargados, pues Dios nos ha puesto en una posición de cargo….un puesto de cuidar…… un puesto de protección. 

 

Deben depender en estos grandes regalos de Dios.  Porque Él ha puesto dentro de cada boca, sobre cada lengua, y sí esta noche, ha tocado tus labios para que revelen las palabras que yo deseo decir.  No debes temer, pues Dios mismo revelar lo que debes decir y a quien se lo debes decir.   Deben de tener valor, Mis hijos, valor….. todos ustedes …para hablar con la verdad…. para hablar la palabra de Dios a todos los que quieran escuchar.  Pues hay muchos que no saben de Dios y el tiempo es esencial.  Deben hablar de Dios y humillarse y en la suavidad de sus voces revelar todo el amor que Dios tiene para todos Sus hijos. Regrésenlos, pues Dios los espera.  Les llama a ser instrumentos……. instrumentos que Él usará para regresar a Sus hijos a Él. 

 

Dicen que no pueden hablar porque están muy temerosos……. no deben temer.  Solo deben confiar en Dios.  Él pondrá las palabras en sus labios y serán suaves pues los oídos de los que las escuchen se abrirán y comprenderán todo.  Escuchen las oraciones que se elevan.  Como el Dios todopoderoso es alabado y amado. …. así ustedes deben de ser instrumentos de esta alabanza y este amor. Vayan adelante renovados en sus espíritus…. con el valor de Dios que está con ustedes.  Él nos envía para que siempre estemos con ustedes……para estar a su lado…. para fortalecerlos." 

 

¿Qué es lo que ves?"  (Recipiente) "Veo esta tierra árido tierra de color café nada parece crecer nomás estéril. ¿Qué quiere decir esto? 

 

"Mi pequeña encargada……. ¿Cuántas veces ha estado tu alma tan árida como la tierra que ves?  Con tanta resequedad que no podías ni decir una oración. Una oración de agradecimiento dando gracias por todas las cosas. Dándole gracias por renovar la aridez con la frescura de la lluvia de Su gracia que caerá sobre ti."  "En veces parece difícil como si nada volviera a ser igual."  "Pequeña…. todo cambia pero el amor de Dios permanece constante.  El amor por ti….  por todos Sus hijos permanece constante." 

 

(Lenguas)  "O, Dulce Senor.  Tu que nos amas tanto y todos luchamos.  Pero Tú nos confortas en una manera ¿qué cómo podemos expresar nuestro agradecimiento?  ¿Cómo Te podemos decir……. Senor, mi corazón está ardiente por amor…….por el amor que Tú has depositado en mí……. por todos los dones que nos has dado.  ¿Dónde encontraré palabras?  Quizá solo necesitamos decir te amo y eso es suficiente.  Pues verdaderamente si te amamos, amamos a todos nuestros hermanos y hermanas también."