Translate this page

enfrdeitptrues

Diciembre 17, 2010

Mensaje de Nuestra Senora Diciembre 17, 2010


Como en el pasado, Nuestra Senora nos visito en la Colina de Maria. En respuesta a Su llamado, esta celebración anual se llevo acabo el viernes antes de Navidad, el 17 de Diciembre.

Después del Rosario, ante cuatro sacerdotes que asistieron para oír confesiones y celebrar la Santa Misa, apareció Nuestra Senora a la vidente que transmitió el mensaje en lenguas y después en una voz suave y muy clara que se escucho por varios de los que estaban presentes en el cuarto de oración. Parte del mensaje asegura que los que asistieron y los artículos religiosos que trajeron fueron bendecidos doblemente.

Lo siguiente fue tomado de notas escritas y de los que estaban presentes durante el mensaje, incluyendo a tres de los sacerdotes.

Mis queridos hijitos,

Vengo esta noche a recogerlos bajo Mi manto y para consolar y sanar a un mundo tan perdido y sin esperanza. Es nuestro don de la esperanza que deseo impartir en ustedes esta noche.

Derramo las lagrimas de una Madre, lagrimas de dolor y de gozo. Mis lágrimas caen sobre el jardín de cada alma y lo que esto significa se llevara acabo en otro tiempo.  Mi corazón esta lleno de tanta emoción, la emoción de una madre cuyo corazón ha sido abierto y preparado para recibir a sus hijos. Este es su regalo - - -  que sus corazones se abran para recibir a Mis hijos que han perdido la fe.

El mensaje de Nuestra Senora que se grabo continúa. Por medio del corazón de Mi Hijo pueden encontrar el consuelo, verdadera paz y verdadero gozo. ¿Este es un tiempo de gozo, que no, Mis hijos?  Un tiempo cuando se preparan árboles, adornos y regalos.  ¿Y que de Mi Hijo?  No dejen que ese gozo no sea apreciado.  Ayúdenlos a ver!  La fe abre la puerta a la esperanza.  La esperanza abre la puerta al amor.  Abran esa puerta, Mis Hijos y dejen a El, que viene, entrar y vivir con ustedes para que tengan la paz, el gozo y la esperanza que El desea brindarles.

Los bendigo como una madre bendice a sus hijos y todos los artículos que han traído esta noche mientras Mi Hijo sonríe en el vientre de Su Madre.

¡Son bendecidos doblemente!

La vidente suspira y dice: “Todo para Jesus. . . Todo para Jesus.”


Después de escuchar el mensaje, lo siguiente es el sermón que se dio en Ingles durante la Misa de esta noche. 

Verdaderamente estoy muy conmovido por la profundidad del amor y ternura que se suspira en este mensaje de Nuestra Senora.  Verdaderamente habla con el corazón de una Madre, un corazón abierto con amor para cada uno de nosotros.  Es un conducto por el cual se derrama el amor de Dios sobre nuestros corazones si se abren a recibirlo.

Como no nos vamos a conmover por su amor reconciliativo, por sus lágrimas de dolor, por los que se han desviado del camino de Dios. ¿Cuando nos pide que abramos nuestros corazones, especialmente a los que han dejado el camino de Dios, como podemos negarnos? Sabiendo la pena que ella lleva por los pecadores y sus deseos para ver a cada alma unida con Dios por medio de Su Hijo, ¿como podemos permanecer fríos o indiferentes a la enfermedad espiritual que llena tantas almas?

Cada uno de nosotros sentimos una pequeña medida del dolor que ella ha expresado cuando pensamos en nuestros seres queridos, familiares y amistades que se han separado de Dios y que tropiezan en la obscuridad espiritual. En sus palabras podemos apercibir un poquito de su terrible dolor por los hijos y las hijas que se han apartado de Dios.

Habla también de sus lagrimas de dolor y de gozo que caen en el jardín de cada alma para regar y hacer renacer las gracias que todos hemos recibido.  Cuando habla de las lágrimas de gozo, es el gozo del corazón de una madre que ve una respuesta amorosa y generosa al gran amor de Dios y a sus oraciones por nosotros.

Este mensaje de amor y ternura debería derretir la frialdad y la indiferencia en cada corazón que esta verdaderamente abierto a Dios y debería llevarnos a orar con más fervor y perseverancia por la conversión de las almas.



(Esta no es una traducción oficial)