Nuestra Señora de las Sierras – Mensaje de Navidad - 20 de diciembre 2019

“Mensaje del Manto"

(hablando en lenguas)

Mis hijos queridos

¿Cuántas veces he venido a ustedes y me he dirigido a ustedes como a mis Hijos queridos pero sin embargo mi saludo ha perdido su significado? Si ustedes supieran que preciosos son para mi Hijo, se darían cuenta que ustedes son tesoros, tesoros preciosos, a mi encomendados como un regalo de mi Hijo para velar y cuidar de ustedes. Ustedes son más que Hijos, ustedes son Hijos de Dios, escogidos por el poder de Dios para un propósito. Mis pequeños, cuando ustedes están agobiados por las tristezas de esta vida, dejen que sus corazones sean levantados y llenados con gozo. Porque Dios los ama tanto y desea que sepan que ustedes no están solos.  Estoy siempre con ustedes, así como mi Hijo está con ustedes, yo también, como Su Madre me uno a Él. En esta noche, abran sus corazones. Que estas palabras tocarán y sanarán las heridas que ustedes llevan. Porque ustedes son realeza adoptada en el reino de los cielos. Adoptados y amados, y queridos.   

(Vidente) Ella está bendiciendo a cada uno, a cada uno)

¿Cuán grande es mi manto? Puedo envolverlo alrededor del mundo. Los reúno en mi corazón, nunca teman que no sean amados, teman solamente los caminos del mundo que los arrastran hacia abajo. Mi amor es mucho más fuerte. La sanación viene al confiar en mi Hijo. Confíen en El, Créanle, no solamente digan, Yo creo en El, sino CONFIEN, CONFIEN; con cada parte de tu cuerpo. Confíen y los milagros suceden. Ustedes serán transformados y renovados en cuerpo y espíritu. Renovados, refrescados, una persona nueva. Ustedes serán limpiados y estarán listos para enfrentar los obstáculos que estén en su camino.  Porque Dios prepara un camino ante ti. Un camino bien Iluminado. Síguelo…… sigue su luz, porque su luz es amor puro.   

(Vidente) siento su mano como me acaricia la mejilla. Una preciosa lagrima que cae de sus ojos. Muy hermoso…… Muy hermoso. El amor puro ha derramado una lagrima sobre su hija. Gracias Madre. 

Oh Señor, deja que, en esta noche, el Espíritu Santo toque a los peregrinos, para que se den cuenta cuan amados son. Cuán preciosos ellos son para Dios, para que caminen por la senda Iluminada por Dios, que lleva a la eternidad para estar con Él para siempre……… por siempre…. Y para siempre. 

(Vidente) Veo los colores maravillosos, miro mucha lavanda, yo no seque clases de flores, pero son lavanda, y el aroma es como el de lavanda que recuerdo de cuando yo era una niña. 

(Hablando en lenguas)

Paz mis hijos, paz en sus corazones con demasiados problemas. Paz en el Corazón de Cristo, traerá muchos Milagros. Paz a ustedes, mis hijos.     

(Vidente) Y ahora, es tan liviano, pero nos cubre a todos, al mundo entero. Como dice nuestra Señora, le fuimos dado a ella por su Hijo como tesoros, que ella cuidará; Ella es nuestra Madre. Correría hacia ti, pero mis piernas no pueden, y ella dijo;  

Pero tu corazón tiene alas y alcanza el trono de Dios……envíale tu corazón a Él.        

(Vidente) Vuela Corazón mío……... Las estrellas están danzando; parece casi como si tuvieran alas. ¿Cómo puede una estrella estar feliz?  Pero todo el cielo está feliz……... todo el cielo está feliz. Hay elección. Regocíjense…. Alabado seas Señor, alabado Señor. Gracias Señor. Por nuestra Madre Celestial, Reina del Cielo y su bendición viene a nosotros en esta noche. Oh Jesús, puedo alabarte, Padre. Gracias, Gracias.                                         

Nuestra Señora da una orden; Protejan a mis hijos.

(Vidente) El cielo se ilumina con los ángeles. Desenvainan espadas. Preparados para el combate. Sus ángeles listos para protegernos, no hay nada que temer, cuando Dios está de nuestro lado. Hay algo aquí. Un sonido de metal contra metal……. No hay más detalles.                    

Ella bendice el agua y los regalos que la gente ha traído y esos regalos para su Hijo.  Ella los lleva a su corazón; Que ella personalmente se los dará a Él. Oh, tanta ternura es este amor. ¿Cómo amamos así, Madre? Ensénanos como amar así. Nos derretiríamos, si amaramos así…… nos derretiríamos…… de puro gozo.

 (Vidente) Los ángeles juntan su manto y se lo entregan a ella. Esta noche, llegamos a ser regalos para nuestro Señor. Ella nos ha pulido, para que brilláramos, podemos ver el brillo justo a través del manto. Tan liviano, tan fuerte; como el brillo de las luces. Estamos ahí, esta noche llegamos a ser un regalo. Ella dijo: “sean un regalo uno para el otro……. ámense, apréciense el uno al otro” ……. Su manto se ha convertido en la Estrella más grande en el cielo, tan brillante, tan bella. Voltea hacia arriba para que puedas verla. Como Sus Hijos, todos somos parte de su manto…… todos estamos seguros……. Ninguno caerá; como parte de los regalos, hemos sido pulidos y brillamos…… todos estamos seguros.

Gracias……. Gracias

El Cielo está cantando. Qué hermoso……. Qué hermoso…….

Buenas noches dulce Madre

Gracias……... Buenas noches